Pedro Sánchez, durante una manifestación

Pedro Sánchez, durante una manifestación

El ex-secretario general del PSOE, Pedro Sánchez se plantea acudir a la movilización convocada por movimientos de extrema izquierda y secundada por Podemos e IU para "Rodear el Congreso" durante la investidura de Mariano Rajoy. 

El equipo de Pedro Sánchez asegura que aún "no hay una decisión tomada" pero que, seguramente, Pedro Sánchez "pasará a saludar" a los manifestantes que se congregen alrededor del congreso durante la sesión de investidura para mostrar su rechazo a la abstención socialista.

 

OTRA PARTE DEL PSOE, TAMBIÉN SE SUMA

Alternativa Socialista ha decidido también manifestar su oposición a la investidura de Mariano Rajoy y ha convocado una protesta contra ésta en la Puerta del Sol de Madrid el próximo viernes, 28 de octubre, a las 19 horas. En una nota emitida por el partido, ha llamado a la protesta y a salir a las calles para "denunciar el Golpe de Estado que se está produciendo y la macabra operación de mantener en el poder un partido corrupto y cruel con las clases humildes y trabajadoras".

Además, la formación política ha convocado también una manifestación para el domingo 30 de octubre en Plaza de Neptuno de Madrid.

 

UNA PROTESTA PACÍFICA

Según ha indicado la coordinadora, la protesta tendrá en lugar en los alrededores del Congreso de los Diputados, entre la Puerta del Sol y la Plaza de Neptuno y los organizadores comunicarán su intención de celebrar la marcha a la Delegación del Gobierno en Madrid, que es el organismo que ha de autorizarla.

La plataforma ya había anunciado su intención de celebrar el acto en caso de que se previera la posible investidura de Rajoy como presidente del Gobierno con la abstención del PSOE y el voto favorable de Ciudadanos, algo que consideran equiparable a un "golpe de Estado.

"Al final el golpe de régimen se ha consumado, Rajoy será investido en octubre. Será un gobierno ilegítimo de un régimen ilegítimo", aseguraba la Coordinadora 25-S en el llamamiento que lanzó en las redes sociales el pasado miércoles para decidir si convocaban la manifestación.

Entre los mensajes que la plataforma colgó en sus perfiles en las redes sociales se reivindicaba la necesidad de dar "una respuesta democrática en la calle" si finalmente se celebra la investidura y pedían que las calles "no estuvieran vacías" ante lo que consideran un "golpe de Estado".

 

 

Regresar al inicio